BASQUET CORUÑA

La defensa le da el triunfo al Basquet Coruña (58-49), que casi certifica la permanencia

SINDO NOVOA / BASQUET CORUÑA

Ganó el Leyma Basquet Coruña y con ello cierra prácticamente su permanencia en la categoría. Restan cinco partidos por jugar y no parece probable que esta temporada la exigencia por la salvación vaya a llegar a la de la pasada campaña cuando se descendió con doce triunfos. El Basquet Coruña lleva once y se antojan suficientes porque Araberri y Cáceres se cruzan este domingo con siete victorias cada uno en su casillero. Prat, que empata con ellos, recibe a Río Ourense Termal. Lejos del acceso a los play-off, el equipo que prepara Gustavo Aranzana debería enfocarse a acabar con buen sabor una campaña que por momentos se le complicó ante el aluvión de lesiones. La undécima llegó, en el Palacio, con solvencia (58-49) ante el Barcelona Lassa, el filial blaugrana, con una nueva exhibición defensiva que dejó al rival en apenas 49 puntos y le obligó a pasar por largos periodos de abstinencia anotadora.

Fue un partido de rachas. La primera llevó a los locales a un 21-5 con un Sergi Pino estelar en el inicio al que tomó el relevo Mirza Bulic ante un rival impotente ante la exhibición naranja. Un triple de Monaghan llevó la diferencia a esa ventaja de dieciséis puntos. Pero el Barça se levantó, anotó ocho puntos consecutivos y llegó al final del primer cuarto con un cierto maquillaje (21-13) que todavía recortó distancias cuatro puntos más en un parcial de 0-12. Otro triple de Stephens rompió esa mala dinámica y alumbró un bien final del segundo cuarto de nuevo con Pino y Bulic engrasados (39-25 al descanso).

Tras el regreso volvió a caerse el equipo de Aranzana. Un parcial de 0-15 devolvió al filial al partido en el epílogo del tercer cuarto (49-45). Fueron cinco minutos sin anotar que presagiaban un final reñido. No fue así. Volvió a dispararse el Basquet Coruña. Uchendu no dejó de dominar los tableros, capturó nueve rebotes. También Sergi Pino ayudó en esa faceta, sobre todo cargando el rebote ofensivo. Doce arriba se puso el equipo (57-45) con menos de medio cuarto por jugar. Un tapón de Monaghan disparó la animación en el Palacio. Era la culminación del esfuerzo atrás del Basquet Coruña, que se remangó para ganar el partido bajo su tablero.

Gustavo Aranzana: “La victoria aleja el runrún”

Satisfacción. El baloncesto es caprichoso y alterno. Hemos hecho 30 minutos muy brillantes, con una excelente defensa y un mal momento en el tercer cuarto, con pérdidas de balón. Desconectamos pensando que el partido estaba ganado, pero reaccionamos.

Diferencia entre defensa y ataque. Las primeras líneas de pase muy bien, la defensa de bloqueo directo bien, rebote, corriendo, fluidez. Si tuviésemos un poquito más de acierto en los tiros de tres, tenemos mala puntería. Hicimos un 14% de triples. Si metemos más hubiésemos ganado con más holgura. Pero el partido tuvo registros positivos.

Cinco partidos por jugar. A ver si conseguimos entrenar todos juntos y no como en toda la temporada. La victoria aleja el runrún. Tenemos un margen para seguir trabajando. Quedan cinco partidos y nuestra idea es jugar bien, agradar al público y ganar partidos.

Comments
To Top