Opinión

El bucle diabólico

LALIGA

Después de un fin de semana triste para el deportivismo, por fin soy capaz de reaccionar y escribir una serie de reflexiones sobre los últimos acontecimientos.

Una vez más creo que hemos tenido mucha prisa en optar por la decisión de cesar al entrenador. En una opinión anterior genérica sobre el tema entrenadores del Deportivo (Que difícil es hacer el amor en un Simca 1000), recomendaba paciencia y que no escuchasen a los “expertos” de siempre. Esas recomendaciones iban dirigidas al presidente, al director deportivo y al Consejo de Administración. No han actuado así, pero también es cierto que las sensaciones tanto el día del Almería, como el propio del Rayo han sido mucho más negativas que en cualquiera de los otros partidos en los que hemos pinchado en casa. De todas formas, desde mi ignorancia de los detalles, yo no lo hubiera cesado. Mantengo mi opinión de aquel día.

Siempre destaco en todo cuanto escribo con riesgo de ver la luz pública, que no soy más que un mero aficionado. Tengo que opinar siempre desde la distancia. No vivo en A Coruña y no tengo acceso a los opinólogos nada más que de una forma indirecta. Lo que me deja internet, otros medios de comunicación y los comentarios que frecuentemente me hace mi hija, también deportivista, sobre los disparates de moda en redes sociales, ya que yo no tengo nada de eso ni lo quiero. Tampoco conozco claves internas. Sólo quien maneja la información desde dentro, tiene acceso a cuestiones que son determinantes a la hora de tomar ciertas decisiones, y eso es básico para construir una opinión con fundamento. Este caso es uno más. Beneficio de la duda.

Quiero pensar, que la decisión se ha tomado no por presiones de la grada, que tampoco me parecieron tantas, y mucho menos de opinólogos varios. Estoy convencido de que desde dentro se ha debido ver la imposibilidad de revertir la situación, porque ha podido haber bloqueos en los futbolistas, difícilmente superables sin aire fresco.

Es verdad que venimos de una trayectoria de exceso de entrenadores. Pero con el modelo actual Consejo-Dirección Deportiva daba la sensación de que solo algo muy sólido y muy objetivo tendría que ocurrir para no darle la oportunidad a Natxo, al menos hasta final de temporada.

Tengo que decir también, que no soy capaz de entender como es posible que el equipo haya emprendido una pendiente que parece el descenso del Tourmalet. Era esperable una crisis. La primera parte del bajón es comprensible y con muchos partidos empatados no lejos de la victoria. Pero los dos últimos partidos de casa reconozco que más allá de una crisis de resultados, evidenciaron una impotencia muy preocupante. No tengo explicación para ello, ni he visto que la tenga nadie.

En relación con el nuevo entrenador, no puedo opinar porque conozco muy poco su trayectoria en el Tenerife. Si es cierto que como futbolista siempre dio la sensación de ser de los que podrían llegar a ser un buen entrenador, debido a su estilo ordenado y su liderazgo en el campo. Que tenga toda la suerte del mundo. Y que tenga todos los apoyos del mundo.

Pido apoyos porque siempre habrá los genios del bucle diabólico, que lo cuestionan todo:

– Día 1. Tino echa al entrenador que es un inútil. Fulanez vete ya.

– Día 2. Cese de Fulanez. Tino tuvo un montón de entrenadores no da estabilidad al banquillo.

– Día 3. Tino ficha a Menganez. Un entrenador que no vale porque A) Le falta experiencia. B) Es viejete y está desfasado. C) ¿Con quién empató? D) Dijo no se qué negativo del Deportivo hace siete años E) Es vigués o entrenó al Celta. F) Es un bocas. G) Es un triste. H) Amarrategui. I) Lo echaron de no se dónde. J) Vendefumes. (Señalar lo que proceda)

– Día de la primera derrota. Menganez vete ya.

– Día de la segunda derrota. Menganez vete ya. Directiva dimisión.

– Día X. Cese de Menganez: Tino no da estabilidad al banquillo.

Después de este pequeño ejercicio de sentido del humor, y ya más en serio me gustaría incidir en que estamos en zona de play-off. Quedan 27 puntos. Son muchos. Vamos a tener calma y apoyar a los nuestros que son los que pueden conseguir el ascenso. Hay una buena plantilla. Podemos hacerlo.

¿Lo garantiza alguien? No ¿Puede no ascenderse? Si. Y que pasa, ¿Nos suicidamos en ese caso? No deberíamos señores. Creo que vamos a lograr el objetivo, pero no podemos disfrazarnos de apocalipsis ni cataclismo si ello no sucede.

Vuelvo a lo de siempre. Lo he dicho otras veces. Hemos estado fuera de la primera división 18 temporadas. En los dos últimos descensos hemos tenido la suerte de ascender al año siguiente, pero igual nos olvidamos de lo canutas que lo pasamos en algún momento. Cuando nos goleó la Ponferradina en Riazor. Cuando hicimos el ridículo en Miranda del Ebro y Soria… Recordemos que en 2013 descendió con nosotros el Zaragoza y el Mallorca. Ninguno volvió a Primera División y el Mallorca estuvo en 2ªB y con dinero fresco de un inversor. Nosotros hemos estado mientras tanto cuatro temporadas en Primera División ingresando un buen dinero de televisión, esencial tras cerrar el proceso concursal.

Repasemos que los tres descendidos de hace dos temporadas, no han conseguido ascender la temporada pasada. Curiosamente este año Osasuna y Granada son los mejor posicionados. No olvidemos donde está el Las Palmas. Y ese Málaga, el gran Málaga del jeque Al-Thani tiene un punto más que nosotros, con goles de rebote e in extremis, y un juego pobrísimo.

¿Digo esto para restar responsabilidades a los actuales rectores del club? No. Es evidente que todos los estamentos de la entidad tienen la suya. Los que mandan sobre todo. Simplemente lo que quiero es que no nos volvamos locos presagiando cataclismos y profecías autocumplidas. Somos lo que somos. Un club histórico que ha conseguido grandes éxitos. Pero esa época pasó. Hoy somos un club que ha caído a Segunda División y que quiere aspirar otra vez a la élite. Y esto llegará. Y muy pronto si somos capaces de saber donde estamos.

El bucle diabólico
Comments
To Top