BASQUET CORUÑA

El Basquet Coruña paga parte de su deuda con el Palacio y frustra al Huesca (86-74)

BASQUET CORUÑA

“Teníamos una deuda y la hemos pagado con las dos últimas victorias”, sentenció Gustavo Aranzana tras el partido, después de la segunda victoria consecutiva del Basquet Coruña, victorioso ante el Huesca (86-74), que puede quedarse fuera del play-off tras un tropiezo en un partido que para ellos era clave. Para los naranjas era un trámite, pero también una oportunidad para el desquite después del amargor de la derrota en el Palacio frente al Castelló.

Fue un triunfo solvente, edificado en un sólido segundo cuarto en el que el esfuerzo defensivo expusó las limitaciones del rival. El Basquet Coruña se ancló a la puntería de Sabin en el tiro exterior y en su fortaleza en el rebote. No precisó la mejor versión de Jeff Xavier para controlar el partido ante un rival desacertado al que sometió de inicio con un 6-0 y al que mantuvo a raya antes de iniciar el despegue con un triple de Bulic (33-26).

Al descanso mandaba de catorce el equipo de Aranzana, que se mantuvo en esa distancia todo el tercer cuarto, con Bulic y Sabin con la mirilla ajustada. Los cambios defensivos del Huesca no dieron frutos. Fue menos intenso el equipo visitante y lo pagó. Fue a remolque y se queda próximo a finalizar el campeonato la próxima jornada porque para entrar en las eliminatorias deberá remontarle una diferencia de 34 puntos al Valladolid en el partido que les cruza a ambos en ese epílogo.

Para el Basquet Coruña el partifo fue todo lo contrario, un grato pasatiempo. Jugó con alegría el equipo, disfrutó y se gustó. No cometió pasados errores. Estuvo en el partido siempre, hábil para plantear defensas alternativas que convirtieron el partido en un jeroglífico para el Huesca. Ahora debe cerrar la campaña en Vitoria ante el descendido Araberri para irse con buen sabor de boca a las vacaciones después de la decepción de no lograr entrar en los play-off.

Comments
To Top