BASQUET CORUÑA

El Basquet Coruña necesita una victoria más tras caer en Oviedo (80-70)

No pudo ser para el Leyma Basquet Coruña en su visita a Oviedo (80-70), una cancha que históricamente no es asequible para el cuadro naranja y en la que esta vez esperaba un equipo que pide cita para jugar los play-off de ascenso un año más. Quiso, pero no pudo el equipo de Aranzana, de nuevo con una rotación corta, esforzado para aguantar los tirones en el marcador del Oviedo, siempre con Bulic como arma ofensiva para hacer frente a la superioridad local.

El Oviedo entró bien al partido. Logró una ventaja tempranera de 10-4 tras triple de Geks y mate del lituano Jakstas, pero el Basquet Coruña se mantuvo en el partido a pesar de su déficit en el rebote. Anotó con prestancia el Oviedo, que lideraba al final del primer cuarto (25-20) y se disparó nueve arriba al inicio del segundo gracias a otro triple de Rosa. Con todo, en esta ocasión estuvo bien en esa faceta el equipo herculino, elevó su porcentaje de acierto respecto a partidos anteriores hasta un 37% final.

Aceleró el Oviedo en el final del segundo cuarto. Otro triple de Geks les llevó hasta un 40-28 y dos canastas de Arteaga a una ventaja de quince puntos (47-32) recortada en tres puntos al descanso gracias a un robo de Monaghan y canasta de Bulic. El descanso sirvió para apretar clavijas en defensa, un parcial de 0-9 devolvió a los de Aranzana al partido (48-45) y a poco menos de dos minutos para el final del tercer cuarto el partido estaba empatado (52-52). Ese fue el momento. Xavier y Bulic no estuvieron atinados y el Oviedo anotó ocho puntos seguidos. En el último cuarto mantuvo distancias ante un rival agotado que llegó a ponerse cinco abajo (71-66) a tres minutos del final, pero fue el canto del cisne. El último arreón local ya fue incontenible.

La derrota obligará al equipo a un último esfuerzo para no complicarse. Cáceres y Prat ganaron en sus desplazamientos a Palencia y Melilla y la zona roja la separan ahora tres victorias con cuatro partidos por jugar. El próximo viernes todo puede quedar resuelto en el Palacio contra un Tau Castelló que llegará para disputar un trámite.

 

Gustavo Aranzana: “La diferencia estuvo en los porcentajes de tiros en la pintura”

Las claves. Hay que felicitar al rival por la victoria, vienen en una buena dinámica y es un equipo muy equilibrado. En el primer y segundo cuarto nos ha penalizado muchísimo los tiros libres, las faltas. Ellos movieron bien el balón, buscaron tiros abiertos y tuvieron buen porcentaje. Después nos metimos en el partido, competimos y les pusimos en dificultades. Lo dimos todo y no pudimos, no llegamos a equilibrar el juego interior. La diferencia estuvo en los porcentajes de tiros en la pintura.

Problemas en la rotación. Jugamos demasiados minutos con Bulic, no tengo recambio en el cuatro. Jugamos con dos cincos, con Serrano y Baru. Las faltas de Michael Uchendu nos hicieron perder consistencia. Estoy satisfecho por la entrega, jugamos con Xavier como base porque Ferreiro no estaba. Ellos tienen una rotación larga. No se lo pusimos fácil, lástima no llegar al final con alguna opción.

Falto ponerse por delante en el marcador. Nos han sobrado un par de tiros malos, ponernos por encima después del empate a 52, hubo un tiro abierto de Bulic, dos ataques de Xavier y se fueron de seis. Ahí estábamos cansados, no defendimos con agresividad por las faltas. Con dos o tres puntos arriba quizás ellos hubiesen entrado en dudas.

La táctica y la suerte. Variamos situaciones tácticas. No estuvimos acertados porque no es solo defender, nos fuimos al descanso diez abajo por intensidad y sin rebote ofensivo. Catorce faltas contra seis, nos castigaron en los tiros libres. Luego nos pusimos en zona-press, cambiamos también en ataque. Pero a veces te hace falta algo de suerte. Ellos metieron dos triples sobre la sirena. Llevamos todo el año sufriendo y sin ese pelín de fortuna que nos hace falta

Comments
To Top